Todo lo que debes saber (y probablemente no sepas) sobre las escorts en Madrid

0
52
Todo lo que debes saber (y probablemente no sepas) sobre las escorts en Madrid
Todo lo que debes saber (y probablemente no sepas) sobre las escorts en Madrid
5 (100%) 1 vote

Si bien Madrid está muy lejos de ser la capital de las escorts en Europa, tampoco está tan lejos. Tiene su gusto, y seguramente se lo sabrás encontrar.

Madrid, esa ciudad donde el deseo viaja en ascensores, según un poeta andaluz. Es en la capital española donde podemos encontrar una diversidad total en cuanto a la forma de vida, a los intereses, a los gustos, y a las formas de divertirse. Sobre todo en horarios nocturnos.

Gran parte del protagonismo lo tienen, obviamente, las escorts Madrid. Chicas que trabajan a tiempo completo o parcial en un oficio por muy pocos reconocido. Hoy, para darte luz, te indicamos todo lo que debes saber sobre estas chicas de compañía, y que posiblemente no sabías hasta ahora.

¿Qué hace una escort?

 

Podríamos fácilmente generalizar, y ofender, asumiendo que una escort no es más que una chica por la que un hombre adinerado paga para tener relaciones sexuales. Sin embargo, se trataría de una afirmación errónea y, como se ha dicho, ofensiva.

 

Una escort se diferencia de una trabajadora de la prostitución en el hecho de ejercer muchas otras actividades no vinculadas al acto sexual.

Compañía en eventos de negocios

No es simple casualidad de términos que a una escort se le denomine también “dama de compañía”. Y es que estas chicas hermosas suelen ser contratadas por empresarios que van a un evento de negocios, a una cena con socios o importantes inversores, y requieren de una mujer que les acompañe. Versiones dispares hay acerca de esta práctica, pero sus éxitos están más que comprobados. La diferencia entre asistir solo a una reunión de gran importancia, o asistir con una mujer hermosa al lado, es colosal.

Presentación de stands o de medios

Seguramente alguna vez has visto la premiación de los campeonatos de carreras de Fórmula 1 o de Moto GP. ¿Has visto a las mujeres que posan junto a los ganadores, con el uniforme de la empresa patrocinadora? ¡Ellas son escorts! Y esta es una de las tareas para las que suelen ser contratadas. Siendo Madrid una de las capitales de negocios de Europa, muchas escorts deben asistir como representación visual de la marca.

Fácil lo tienen. Son hermosas, parecidas a modelos de revistas, y dan una imagen fresca e interesante. Si tomamos en cuenta el estudio que nos indica que “el sexo vende”, mucha batalla ganada tenemos si contratamos a una escort.

Y sí… También un poco de aquello

La picardía, el morbo, el cariño, la compañía a solas o una buena conversación íntima. La mayoría de las escorts no tienen problemas en ir al hotel donde se hospeda el cliente en Madrid, o a su domicilio. A pesar de todas sus demás tareas, una escort siempre está dispuesta a alcanzar los límites que sus clientes dispongan. Obviamente, aquí hay muchas diferencias en el disfrute, en la experiencia completa y en las formas en que se realizan estos actos íntimos. Explicarlo no tendría sentido, hay que experimentarlo.

Sobre las escorts en Madrid

No. Madrid no es la capital del sexo desenfrenado en España, ni en Europa ni en el mundo. Pero al ser tan grande y tan cosmopolita, hay un poco de todo y si vienes a Madrid para ir de fiesta o para contratar a una escort, fácil lo tendrás para encontrar y difícil lo tendrás para escoger entre tanta belleza y pasión. Eso sí. Hay detalles puntuales que debes conocer antes de embarcarte en la búsqueda de una mujer que te sirva de compañía durante un rato inolvidable.

Hay temporadas

Creíble o no, no siempre hay tanta demanda (y oferta) de damas de compañía en la capital española. El verano y la ubicación de Madrid en la geografía española tienen mucho que explicar al respecto. El hecho de que en Madrid no haya costas donde refugiarse del intenso calor implica que muchas personas viajen a otras ciudades del país (Valencia, Málaga, Barcelona) en busca de lugares de playa y arena. Por eso, no es de extrañar que muchas de las mujeres que trabajan en este oficio viajen también, o al menos, no estén disponibles durante este periodo. Pero no todas. Siempre encontrarás, si quieres.

Todo cuesta

El precio no se calcula tan fácil como crees. La belleza cuesta. Las medidas cuestan. La experiencia en el oficio, la edad, las características y hasta lo que puede hacer una escort, cuesta y se traduce en tarifas diferentes.

Por supuesto, también influye el tiempo que quieras compartir con ella. Mientras más, por supuesto, mayor será el coste que debas asumir. Siempre se debe escoger de acuerdo a lo que uno necesita, antes que deslumbrarse por el abanico de posibilidades. Puede resultar caro, si no tienes un capital para permitirte “lujos”. ellas no son Putas Madrid si no Escorts, no se consideran postitutas ya que como muchas veces dicen es un trabajo que lo hacen por necesidad o por oficio.

La seguridad antes que todo

La mejor manera de encontrar escorts en Madrid siempre será a través de agencias especializadas en este sector. A través de estas agencias puedes, inclusive, encontrar chicas independientes, que se amparan en las marcas de agencias reconocidas para brindar seguridad a sus clientes. Hay muchos riesgos en la contratación clandestina, fuera de las agencias. Riesgos no sólo asociados a enfermedades, sino a la seguridad misma de cada usuario. Mejor, como dicen, es prevenir que lamentar, sobre todo tratándose de un servicio donde disfrutar es lo único que debe importarle a la persona que lo contrata.

Permítete experimentar

Las escorts están en la lista de tabúes que la sociedad moderna todavía mantiene. Comparadas a veces con prostitutas, que no lo son; resumidas a veces en damas de compañía, que tampoco lo son. Antes de juzgar o tomar partido, mejor es permitirse experimentar. En tal caso, Madrid es la ciudad predilecta para irse a la aventura, donde la vida nocturna y las posibilidades se mezclan ofreciendo chicas de belleza inigualable y de cualidades que no se ponen en duda, para gozar de buena compañía en una habitación de hotel de lujo, en esas noches cuando las estrellas se olvidan de salir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here